El uso de antiácidos, ¿lo estoy haciendo de forma correcta?

Los antiácidos son uno de los medicamentos que más solemos utilizar en nuestro día a día. Especialmente en fechas señaladas, tales como la Navidad, las vacaciones de verano o algún cumpleaños o celebración, los antiácidos son especialmente efectivos para paliar lo relacionado con las digestiones pesadas.

Algunos de ellos, como el Almax, son los más conocidos. Sin embargo, hay otros muchos más a la venta. Si tienes cualquier duda en lo relacionado con ellos, no dudes en acudir a tu farmacéutico de confianza. Por la naturaleza que se desprende de su uso, es especialmente importante que tengamos todo de tipo de dudas resueltas en torno a ellos antes de su toma.

El por qué de su efectividad lo encontramos en la la manera en la que nos regula el pH estomacal. Éste, siempre debe de estar comprendido entre los valores de 3,5 y 4. Cuando nuestra acidez no se encuentra dentro de estos valores, especialmente cuando está por debajo, es cuando nos podemos encontrar con la sensación de acidez estomacal.

¿Qué antiácidos debo de tomar?

Pese a que no suele ser conocido, es importante saber que para lidiar con lo relacionado con la acidez estomacal existen diferentes soluciones con las que contar:

  • Antiácidos: Como hemos dicho, su misión principal es reducir los efectos relacionados del ácido en nuestro cuerpo. Están pensados para actuar de manera instantánea y perdurar en durante un breve lapso de tiempo en nuestro cuerpo.
  • Bloqueadores H2: Al igual que los anteriores, éstos también reducen la cantidad de ácido en nuestro cuerpo. Su efecto se desliza en el tiempo hasta convertirse en una de las soluciones más efectivas en el largo plazo.
  • Inhibidores de la bomba de protones: Los inhibidores están pensados para cuando los anteriores no logran el efecto deseado en nuestro cuerpo. Uno de sus aspectos más positivos es que son capaces de tener una durabilidad en nuestro cuerpo durante un tiempo mucho mayor.

¿Cómo utilizar de manera correcta los antiácidos?

Una vez hemos explicado las diferentes vías que tenemos para combatir la acidez en nuestro cuerpo, es momento de explicar cómo debemos de tomar los antiácidos para hacerlo de manera correcta, sin ningún tipo de impacto negativo en nuestro organismo.

Duración de la toma

Por la naturaleza de este medicamento, es importante que bajo ningún concepto alarguemos más de 14 días su toma. Si seguimos sintiendo la sensación de acidez pasado ese lapso de tiempo, debemos de consultarlo con nuestro médico.

Un uso no controlado de los antiácidos puede tener importantes consecuencias en nuestro organismo, que solamente un médico va a ser capaz de anticiparse con éxito.

Tiempo de reacción

En su gran mayoría, están pensados para que notemos los efectos en nuestro organismo en un muy breve lapso de tiempo. Es por este motivo por lo que, en cifras cercanas a un minuto, podemos estar notando su acción con éxito.

¿Cuál es el mejor momento para tomarlos?

Normalmente, su uso está recomendado para después de las comidas. Aproximadamente 30 minutos después de haber terminado. Sin embargo, si tenemos acidez en ayunas, también podemos tomarlo.

¿Es compatible con otros medicamentos?

Como cualquier otro medicamento, lo ideal es no tomarlo al mismo tiempo que otros. Sin embargo, en caso de tener que hacerlo, deberíamos de esperar una hora y media entre un medicamento y otro, para que nuestro cuerpo sea capaz de asimilarlo.

¿Puedo utilizarlo de manera regular?

Por el efecto rebote que puede tener, y sus consecuencias en nuestro organismo, nuestra recomendación es que su uso quede reservado para cuando realmente importa. Si no seguimos esta norma, conseguiremos que nuestro cuerpo se acostumbre a sus efectos y no sea capaz de situarse, de manera natural, entre los valores de 3,5 y 4 que hemos mencionado anteriormente.

Como hemos podido comprobar, la naturaleza de los antiácidos hace que podamos utilizarlos en todo tipo de situaciones y momentos. Por la facilidad que desprende su uso, y sus efectos a corto plazo, son uno de los medicamentos más utilizados por la población española. Sin embargo, es importante que antes de comenzar a utilizarlos de manera habitual, acudamos a nuestro médico o nuestra farmacia de confianza.

Si los ingerimos de manera continuada, los antiácidos pueden tener importantes efectos negativos en nuestro organismo que pueden causarnos determinados problemas.
Acude a tu centro de confianza, ellos sabrán mejor que nadie cómo conseguir aliviar tus problemas de acidez. ¿A qué estás esperando?

Responder